martes, 7 de julio de 2009

GOODNIGHT PARIS, BONJOUR DEPECHE MODE !!

Tantos días de inactividad bloguera me están pasando factura. Y es que cuanto más tardas en postear algo, más desídia te da luego. O eso, o es que en el mes que estamos, tan cerca ya de las vacaciones, a uno le cuesta hasta teclear unas míseras líneas de texto. Sea como sea, aquí estamos de nuevo con una de las experiencias vividas todavía por contar y que contienen algún SPOILER, o sea que fans de Depeche Mode que querais llegar “vírgenes” a vuestro concierto en España o fuera de ella, cerrad ipso-facto este enlace, pues descubriremos alguna curiosidad. Queda dicho.


Empezemos pues. De entrada, que decir de Paris, una de las ciudades más bellas de Europa, la “ville lumière”. Ya había viajado a esta ciudad en “mis años mozos” y el encanto de sus calles y monumentos más emblematicos aguardaban en mi cabeza como si hubiera ido muy a menudo últimamente. Será que fue mi primer viaje en avión pero recordaba cada una de las sensaciones que me produjo en su día Paris, cortadas con el mismo patrón. Esta vez fui con mi hermana y no se puede decir que aterrizáramos con buen pie en la ville. De hecho parecía que la ciudad no nos quería abrir sus puertas fácilmente. El avión de Air France del viernes no llegó a la hora prevista, una acompañante del avión china-japonesa-coreana-o vaya usted a saber, se quejó de que hablábamos muy alto y que interferíamos con su meditación trascendental. Al llegar el tren de RER estaba averiado en un tramo importante y a esa hora sólo podiámos coger un autobus hasta una de las paradas principales. A partir de ahí recuperamos la línea que nos enlazó a una parada de metro, en la que además, casi nos quedamos encerrados. Después de esa experiencia de estrés-cansancio en dosis por igual, ni que decir queda que cogimos un taxi hasta el hotel: 1.45 de la madrugada. A las 2 pude dar por concluido el día.

Madrugamos el sábado y salimos del hotel pronto para disfrutar de la ciudad en un día, sin agobios y con el cansancio haciendo mella. Ni que decir que NO VI UN PUÑETERO CARTEL DEL CONCIERTO DE DEPECHE MODE EN TODO PARIS. La muerte de Michael Jackson, eclipsó todos los canales de televisión y prensa, y en la ciudad, salvo por alguna camiseta de algún fan, no había ninguna constancia del evento que iba a marcarla. Vimos Paris en plan turista japonés alocado: foto-foto, pasando de las colas para entrar a los sitios, en los que en su mayoría ya había estado. Así disfrutamos de la Tour Eiffel, Notre Dame, Arco de Triunfo, Sainte Chapelle, Louvre, Concorde, Sacre Coeur, etc. Nada nos hacía pensar en el concierto hasta más o menos las siete de la tarde, hora en la que regresamos al hotel.

Entremos en materia depechera. Si lo se, la intro ha sido larga pero ya me pongo a ello. Una vez en el Stade de France, Saint Denis, éste me impresióno por su fácil acceso a las zonas, muy bien indicado y sólo entrar me llevé una excitación increible: PERO EN SERIO VAN A LLENAR TODO ESTO? Acojona ver un estadio como éste acostumbrado al Palau Sant Jordi y ver las dimensiones del mismo. Una pequeña preview para que os hagais una idea:

video

Unas 60000 personas llenaron el estadio de Francia. Oh la la!


Y ahora empiezan las críticas, que no serán pocas:

1. Escenario pequeño: A pesar de que encaja muy bien en un estadio, más de lo que había visto en fotos, YA ES HORA DE QUE SE LO CURREN UN POCO MÁS. No digo tipo U2 (que locura de espectáculo). A pesar de estar en un sector aceptable (U6), esperaba algo más del escenario que no las típicas pantallas (como cualquier directo), bola (mejor la de la anterior gira) y pasarela de turno (poco utilizada). Salvo el movimiento de las plataformas de luces y los focos de las mismas, sabe a poco.


2. Setlist sin riesgos: Sin entrar en cuales-si, cuales-no, estan claras las reacciones del público en unas u otras. Demasiado centrado en discos de 90-93, a pesar de algunas sorpresas agradables como Strangelove, Master and Servant, Fly in the windscreen o It's no good. Muy pocas del nuevo disco: ¿DÓNDE ESTAN IN SYMPATHY, PERFECT O FRAGILE TENSION?. ¿DONDE ESTAN LOS RIESGOS DE UN GRUPO CONSOLIDADO Y QIUE TANTO DEFIENDE SU NUEVO DISCO COMO UNO DE LOS MEJORES? A un fan como yo le da la sensación de haber estado en este concierto mil veces.


In Chains : Buena pero faltada de fuerza.
Wrong : Un hit que suena de maravilla.
Hole To Feed : Prescindible 100%.
Walking In My Shoes : Empieza la fiesta.
It's No Good : Buena incorporación.
A Question Of Time : Sonó increible.
Precious : le falta caña. Dave no llega.
Fly On The Windscreen : Mejor en Devotional Tour.
Little Soul : Una siestecilla. Lo mejor la voz de Martin.
Home : Adoro la versión del Singles Tour. Lo siento.
Come Back : Suena bien en directo. Poco más.
Peace : Canción de estadio. Sonó increible.
In Your Room : Gracias por el inicio rollo versión original.
I Feel You : Me sobra a pesar de su punch.
Policy Of Truth : Sin riesgos. Suena como siempre.
Enjoy The Silence : La mejor SIN DUDA.
Never Let Me Down Again : 60000 pesonas: 120000 brazos. Himno.

Stripped : Versión regular. Mejor en Devotional.
Master And Servant : Gran protagonista. Suena correcta, sin excesos.
Strangelove : Ya era hora, pero sabe a poco. Lo mejor el vídeo.

Personal Jesus : Imprescindible?
Waiting For The Night : Final estilo gira pasada. No se.



3. Público frío: No se si fue por la hora a la que empezó (horario infantil) o si los franceses son de aquella manera, pero hasta Wrong nadie se movía ni articulaba gesto de fan desenfrenado. Mas bien era una contención incómoda la que se gestaba en el estadio. EY TIOS, QUE SON DEPECHE MODE, UN POCO DE EMOCIÓN, NO? Empezó con In Chains sin pena ni gloria, y eso que esta canción en el disco suena genial. Seguro que en el Palau Sant Jordi oscuro y con los fans de aquí es otra historia.


4. Sonido a destacar: Tenía mis dudas pero se despejaron pronto: sonido espectacular, contundente y nítido para lo que podía esperar. Desde cualquier lado de Paris se oían los ecos de Wroooong.


5. Dave entre algodones: No ha pasado mucho desde la opración de Dave y se nota. No asume demasiados riesgos, ni se le ve tan suelto como de costumbre. Supongo que a lo largo de la gira irá destapándose y será el Dave al que estamos acostumbrados. Martin sublime. Andy…como siempre.



6. Luces: No me gusto PARA NADA la hora a la que empezó el concierto. Demasiado pronto. El juego de luces enfrió al principio el concierto ya qie combinadas con la luz natural del día no tenían el efecto esperado. Apuesto por los conciertos de noche, SIN DUDA.



7. Salida del concierto: Lo mejor. Temí que las colas y agobios habituales al abandonar un estadio de tales magnitudes fuera terrible. Nada más lejos: ningún colapso en el acceso al RER. La organización era suiza y dejaban pasar grupos controlados de gente tanto en el acceso como a la subida del tren. Todavía tengo esa imagen de mil camisetas de Depeche Mode en un mismo vagón. Increible.


Y poco más. Tan seguro estoy de que me dejo cosas como de que será mucho mejor el directo en Barcelona. Variación del setlist, la hora, el público, el recinto, etc.. No me cabe ninguna duda y dado que no es hasta noviembre queda mucho tiempo para guardar en mi maltrecha memoria las imágenes de un concierto, que no se si pasará a la historia, pero que ha sido una experiencia increible por la ciudad que lo albergaba. Au revoir Paris, see you next time ?.